15 abril, 2015

Toallas Menstruales de Tela: Pantiprotectores

¡Hola, muchas gracias por tu visita!

Como muchas sabemos, cuando se habla de menstruación y toallas, existen muchas formas y tamaños que se adaptan a cada necesidad y en las Toallas Menstruales de Tela no es la excepción. Existe gran variedad de tamaños, el día de hoy quiero hablar de los pantiprotectores que vienen a ser los más pequeños de todos.



Características:


  • Están confeccionados, casi siempre, con pocas capas de tela, lo que los hace ligeros y frescos, además pueden o no tener alguna capa impermeable dependiendo del fabricante.
  • Tienen el tamaño ideal para los primeros o últimos días del ciclo, ya que en la mayoría de los casos estos días llegan a ser tan ligeros que no es necesario utilizar una toalla regular de tela.
  • Pueden ser usados diariamente para mantenerte fresca.

Yo tengo alrededor de unos 15 pantiprotectores, en ocasiones los uso aun cuando no esté menstruando, en mi día a día, regularmente en los días de ovulación siempre hay un poco de flujo. No los uso todos los días, pero sí cuando los creo necesarios. 




Además de la menstruación, los pantiprotectores también pueden ser usados durante el embarazo, donde se experimentan secreciones vaginales que en ocasiones pueden llegar a ser algo abundantes, el usarlos puede ayudarte a mantener tu ropa interior limpia y fresca.

Otro uso para los pantiprotectores es para mujeres con incontinencia leve, en estos casos son de lo más útiles, ya que protegen tu ropa interior y a la vez te olvidas de estar en contacto constante con los químicos y plásticos de los pantiprotectores desechables.

Y por último, un pantiprotector es el mejor aliado como refuerzo cuando se utiliza la Copa Menstrual, en caso de haber alguna pequeña fuga o goteo, el pantiprotector estará ahí para no dejar que tu ropa interior se manche.

Como consejo te puedo decir que tener siempre en tu bolso 1 ó 2 pantiprotectores te pueden ayudar en emergencias. Cualquiera que sea el uso que quieras darles, los reutilizables siempre te ayudarán en tu comodidad, en tu salud, en cuidar el planeta y en tu bolsillo ♥

09 abril, 2015

Toallas Menstruales... ¡¿Reutilizables?!

Este, por supuesto, no es un tema nuevo. El uso de artículos de un solo uso referentes a menstruación tienen poco más de un siglo. ¿Qué se usaba antes de esto? Precisamente: Tela. Tanto hace 100 años como
hace 50 o incluso en la actualidad, la tela no ha dejado de utilizarse en los días de menstruación, la diferencia en estos días es que gracias a la tecnología, hay gran variedad de tejidos diferentes que pueden utilizarse para este fin.

Hoy en día podemos encontrar Toallas Menstruales de Tela confeccionadas con materiales absorbentes como lo son el algodón y el bambú, además de eso, existen textiles que llegan a ser impermeables y respirables a la vez, como lo es el PUL (Poliuretano Laminado) que ayuda a que el flujo se quede en la toalla y evites accidentes, de esta manera, una toalla menstrual actual, funciona igual que una toalla desechable con la ventaja de poder utilizarla por hasta 3-5 años.


Las hay de todos los tamaños imaginables y con diferentes capacidades de absorción que se adaptan a cada mujer. Una ventaja más de estas toallas es que son muy cómodas, ya que al estar hechas, en su mayoría, de materiales naturales, es como si no trajeras una toalla sino sólo tu ropa interior, esta misma característica ayuda a que no se genere "calor" extra en tu zona íntima, tal como sucede con las toallas desechables. Esto se debe a que estas toallas desechables contienen plásticos y derivados del petróleo que hacen que la temperatura aumente, además de no permitir que tu piel respire como debe.


También a la hora de lavarlas para volver a utilizarlas las cosas han cambiado, ya que, en primer lugar, no tiene por qué ser a mano, pueden ser lavadas en lavadora, yo en lo particular prefiero hacerlo a mano ya que lo voy haciendo diario durante el tiempo que dure mi menstruación, pero también pueden acumularse de 2 días por ejemplo para ser lavadas todas juntas en la lavadora.

La forma más fácil de lavarlas es enjuagarlas apenas te la quites y ponerle un poco de detergente o pre-lavador, después poner a remojar durante la noche. Si se quiere lavar a mano puedes hacerlo en ese mismo momento o si prefieres acumular 2-3 más, puedes hacerlo al siguiente día y se lavan siempre en agua fría y lo más recomendable es secar tendidas al sol ya que este ayuda en la remoción de manchas si quedara alguna.

Hoy en día tener artículos reutilizables, ya sea en la menstruación o hablando en general en el hogar, en el trabajo, etcétera, es una necesidad, puesto que representa un gran ahorro, además de comodidad y salud tanto para tu familia como para el planeta que mucho lo necesita.
Se ha producido un error en este gadget.